Un primer día de primavera otoñal

Era el primer día de primavera cuando, a pesar de la lluvia, decidí remontar de nuevo Montseny arriba, siempre arriba, como las cabras, y la verdad que no me arrepentí.

Después de más de dos semanas de anticiclón y sequía, las primeras lluvias han llegado con la primavera y han teñido de intensos colores lo que antes eran paisajes monocromáticos e insípidos. Los arroyos vuelven a tener vida y se escuchan ya desde la lejanía, las hojas caídas del pasado otoño reviven intensas, incluso las que permanecen aun sujetas a las ramas. El musgo parece mas verde que nunca y hasta los pájaros empiezan a dejarse oír tímidamente. También la niebla quiso hacer presencia para dar un manto de misterio a los hayedos.

Dentro de pocos días, estos paisajes serán totalmente irreconocibles, aparecerán nuevos tonos y colores, con más luz, alargando el día. Allí estaremos de nuevo, mi bicicleta, mi cámara y yo, para dar fe de ello.

Feliz Primavera!!

Torrent del Rentadors

2 pensamientos en “Un primer día de primavera otoñal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s