Instantes robados

Stolen moments

Una sonrisa robada en plena Rambla de Las Flores, Barcelona

 

“Robados” forma parte de un género fotográfico llamado “de calle o urbano”, del que ya hice mención en mi anterior artículo “Que es Street photography?” :

https://jacintopujol.com/2018/01/30/que-es-street-photography/

Aunque personalmente me da bastante apuro que la persona fotografiada se de cuenta y se pueda molestar, hay algo que apasiona y supera ese miedo: me seduce sorprender con mi cámara a gente desconocida en un instante que no volverá a ser; en una mirada, un gesto, en un ir y venir de gente que desaparece entre las calles. Quizá no les robes el alma, pero está claro que algo “robas”, con algo te quedas, ¿No te parece?

Pero aun hay algo que más me entusiasma en el instante que decido apretar el disparador: cruzar su mirada con la mía, a través de la cámara. Las reacciones pueden ser muy diferentes, puedes arrancar una sonrisa o llevarte una reprimenda, pero es algo auténtico que le da, a mi juicio, más valor a la fotografía: captar su reacción!

 

Barrio chino de Barcelona. Una servidora del sexo me ofrece sus servicios.

 

 

El dependiente de una tienda de souvenirs descubre enojado que le estoy fotografiando, en medio de varios turistas.

 

 

Una anciana mira a traves del cristal de su ventana y descubre mi osadía

 

 

Visitando una Iglesia Copca de El Cairo, un niño me mira somnoliento en brazos de su padre mientras presencia la misa.

 

 

Metro de Barcelona. Alguien se siente sorprendido con mi actitud al arrancar el convoy.

 

 

Carrer Montcada, Barcelona. Una vendedora de arte ambulante me reprime airadamente.

 

 

La Barceloneta. Un “sin techo” con la comida a cuestas, aprueba satisfecho salir en la foto frente a un restaurante rebosado de turistas.

 

 

Bronca monumental en pleno barrio gótico de Barcelona, mientras otra mirada contempla la escena.

 

 

Mirada desafiante e intimidadora. La Barceloneta.

 

 

Despues de recibir mi propina, un acordeonista me dedica su mirada, frente al Palacio Real de Madrid.

 

 

Las Ramblas de Barcelona. La protagonista de la caricatura me sonríe complacida.

 

 

Con mi cámara en la cintura, sorprendo a una trabajadora del sexo y me dedica una seductora mirada.

 

 

Marrakech. Los marroquíes no aceptan ser fotografiados, te reprenden o se tapan la cara.

 

 

Rúa de Carnaval en la Plaza Sant Jaume de Barcelona. Un niño con unos ojazos enormes me mira extrañado.

 

 

Mi verdadera intención era hacer un “corrido”, cuando en ese instante coincidieron nuestras miradas.

 

 

Sorprendido al verme casi encima de él, al salir de una tienda.

 

 

Maremagnum de Barcelona. Joven turista posando para su amiga, descubre que estoy retratando la escena y me dedica su posado.

 

Desde el interior de una portería del barrio gótico de Barcelona, capto la mirada de una joven paseando por la calle

9 comentario

  1. tes photos sont extraordinaires! le ‘noir et blanc’ les mettent bien en valeur! et tu as raison: ce sont les émotions capturées qui sont extraordinaires! une magnifique série! est-ce que toutes ces personnes t’ont autorisé à publier leur photo?

    • Merci beaucoup Malyloup, je suis très content que vous les ayez aimés! Les photographies sont prises dans des lieux publics et ne sont pas à des fins commerciales. Certaines personnes m’ont donné la permission, d’autres non.

  2. Comparto contigo la afición por los “robados”. Hay veces que suelo pedir permiso cuando veo una escena que me gusta pero me hace gracia cuando acceden y se colocan en plan posado. Pido entonces, que vuelvan a su postura original que era la que me interesaba… y casi conseguimos hacernos amigos. Otros… me pillan y me ponen “caritas” de sentirse molestos o divertidos o sorprendidos… Es como un juego. Nunca he tenido problemas. Al revés, me sigue encantando intentarlo. Gracias por tus fotografías fantásticas.

    • Es verdad, tú lo has dicho: un juego… con algo de adrenalina…. antes, mientras y después de disparar! y lo mejor, cuando ves el resultado. Encantado por tu comentario, Maria Jesus! un abrazo.

Responder a Olga Pujol Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s