El viejo triste del acordeón

The sad and old accordionist

sin título (1 de 1)-10

Dedicado al entrañable viejo del acordeón, frente al Palacio Real de Madrid.

Dedicated to dear old accordionist, opposite the Royal Palace of Madrid.

 

sin título (1 de 3)

 

En la hora oscura del atardecer,
Cuando todo se hace misterio y añoranza,
Se oyen las melancólicas y tristes notas
De un viejo acordeón
Que, al viento, lanzan las notas tristes
De una bella y nostálgica romanza.
Por la calleja, vieja calleja empedrada,
Todo el mundo, deprisa, pasa.
Bien embutidos en sus abrigos,
Calados sus sombreros y enrolladas las bufandas.
Y el pobre viejo, de vieja y raída chaqueta,
Hace sonar, incesantemente,
Su chirriante acordeón,
De viejas, carcomidas y oxidadas bisagras.
La vieja gorra negra, en el suelo,
La pisa la gente que pasa.
Sin echar una moneda. Mientras el viejo acordeón, con sus viejas notas,
De sus viejas canciones, la noche, desgarra.

                                                                            (Luis Cuevas López)

 

sin título (1 de 1)

 

 

sin título (2 de 3)

 

 

sin título (3 de 3)

 

12 pensamientos en “El viejo triste del acordeón

  1. En esos ojos vivarachos que tanto han oteado se vislumbra cierta melancolía. Como en los sones del acordeón que, aun en el más jubiloso de los ritmos, siempre hay notas que lanzan al aire resonancias nostálgicas con toques de pesadumbre.

    Es una foto, Jacintº, donde queda reflejada el alma del músico callejero. Enhorabuena.

    Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: