Insaciables

Los veo comer desde mi ventana, son voraces tragones. La lluvia, la nieve o el frío, no son un obstáculo para saciar su apetito. Buen provecho amigos!