· Una mañana desapacible

Tras varios días espléndidos de puro calor que presagiaban la llegada de un verano anticipado, hoy,  la mañana es desapacible y fría, no se mueve un alma, la débil luz del sol no es capaz de atravesar la espesa niebla que lo cubre todo y que oculta las maravillosas vistas del valle que se extiende tras los árboles, el cielo plomizo amenaza más lluvia y parece llamar al cobijo, a encender la chimenea, a tostar unas cuantas rebanadas de pan y echar mano de una de las longanizas que secándose, cuelgan en mi desván. Me he convencido  ….. ¡ que aproveche !

DSC00372

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: