· Fotografías con niebla ?

Me encanta salir con mi cámara en aquellas mañanas de niebla, especialmente en otoño y principios de invierno. El atractivo de la atmósfera y su luz difusa evocan en mi estado de ánimo una sensación inexplicable. Aquel paisaje tan conocido para mí, de pronto, se transforma en una escena siniestra y misteriosa. ¿qué hay más allá de la niebla?

La niebla aparece con su carga mágica y envuelve el paisaje, caprichosa, jugando con mostrar y ocultar , dependiendo de su densidad. Se combina con el color de la luz, anaranjado al amanecer, frío si está nublado, y crea una atmósfera especial y encantadora.

Las mañanas brumosas también son un buen momento para tomar primeros planos. Las flores tendrán perlas de agua sobre ellas y las telarañas resaltarán con sus minúsculas gotas agazapadas, formando collares perlados.

Y ahora unos pocos consejos a tener en cuenta,

  • Las mejores fotos de niebla son aquellas que le sacan partido a ese tipo de luz, no aquellas que tratan de disimularla.
  • Tened en cuenta que no hay  luz intensa, ni  saturación, ni contraste, ni  nitidez.
  • Las partículas en suspensión de la niebla provocan que los haces de luz tomen una visibilidad inusual, algo que no sucede en otro tipo de situaciones. Busca darles cierto recorrido en tu instantánea. Sitúalos en un punto de interés y juega con ellos.
  • En estas condiciones se acentúa el contraste del contorno de los objetos porque, lo que hace realmente es reducir el contraste de la parte interior de los mismos. De esta manera, las siluetas en la niebla ganan en protagonismo, especialmente en situaciones de cierta contraluz.
  • La visibilidad en la niebla se reduce considerablemente. Tanto más, cuanto más densa es ésta. Y, como consecuencia, uno de los efectos es que la profundidad de campo se reduce. En este caso, no es una cuestión de enfoque, es otro elemento con el que podemos jugar en los días de niebla
  • Otra forma muy interesante de sacar partido a la niebla consiste en no disparar “dentro” de ella, sino echarse atrás y captar cómo la niebla “se posa” sobre el paisaje. Un escenario típico consiste en la foto de la niebla sobre el valle cuando asciende por las laderas de las montañas.
  • la niebla también tiene la capacidad de “engañar” a tu cámara haciéndole creer que la cantidad de luz disponible es superior a la real. Por eso, en condiciones de niebla y en modo automático, las fotos suelen quedar infraexpuestas. Lo mejor es disparar en “manual” o compensar la exposición en posiivo, en el modo automático.

Espero haberte animado y aconsejado lo suficiente para practicar en estas condiciones atmosféricas. A principios de primavera también se pueden dar estas circunstancias. Aprovecha y dispara ! Quedarás sorprendido de los resultados.

 

DSC01249a-2

DSC01299-2

DSC01292aa

Gotas en tela araña

DSC01273

DSC01300a

DSC01291

DSC01274

DSC01293-2

DSC00378-2

DSC00379a-2

Espigas2

Telaraña1 (1 de 1)

DSC00376

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: