· Barcelona mirando al mar

Mirando al mar

Playa de la Barceloneta.  Desde 1992 los barceloneses ya podemos contemplar libremente el mar desde todo el perímetro marítimo de la ciudad.

Ahora nos parece mentira pero, en apenas seis años, los que transcurrieron entre el mítico “A la ville de… Barcelona!” y la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos, la capital catalana vivió su transformación urbanística más intensa desde el Pla Cerdà. Las instalaciones deportivas y las villas olímpicas cambiaron la fisonomía de cuatro barrios de la ciudad, pero además los Juegos lograron la inversión necesaria y la excusa perfecta para muchos otros proyectos esparcidos por toda la ciudad, como las Rondas, la Illa Diagonal, el MACBA o el tambor de la plaza de las Glòries. El Port Vell y el Maremágnum, ganados a un muelle obsoleto, fueron la guinda de una nueva Barcelona más internacional y vanguardista. El proyecto más importante fue la apertura del waterfront, de la fachada marítima, desde el Port Vell hasta el Besòs, donde sin duda alguna,  el mérito más destacable fue el ganar seis kilómetros de playas, antes inaccesibles a los barceloneses. Dejarse llevar Rambla de las Flores abajo, hasta topar con la Estatua de Colón, es un paseo totalmente recomendable, pero siempre y cuando prosigamos luego bordeando todo el perímetro marítimo de la ciudad. Empezando por el Museo Marítimo y la Plaza de Colón, llegaremos más tarde a el Port Vell, las extensas e increíbles playas de la ciudad, el muelle de la Barceloneta, el Puerto Olímpico, la Villa Olímpica (sede de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992), hasta el extraordinario parque del Fórum.

DSC00677

Torre Mapfre y Hotel Arts vistos desde el Port Vell al caer la tarde

DSC00674

Cae la tarde y vemos las siluetas de los veleros anclados en el Port Vell y la del Edificio Colón, también llamado Torre Marítima. Este edificio fue el primer gran rascacielos de la ciudad, con 110 metros de altura y 28 plantas.

_DSC5766-2

Desde Miramar, en la montaña de Montjuic, se puede contemplar esta bella panorámica de la zona marítima y portuaria de cruceros. Es el mayor puerto del Mediterráneo en tráfico de cruceros y el cuarto del mundo solo por detrás de los puertos del Caribe.

DSC00656

Las torres gemelas de Barcelona, un poco a imagen y semejanza de los malogrados rascacielos neoyorquinos. La torre del Hotel Arts y la de Mapfre continúan siendo los edificios más altos de Catalunya, con 153 metros de altura cada uno y 44 y 42 plantas, respectivamente. No obstante, la construcción más alta de Catalunya es la torre de Collsserola, que roza el cielo del Tibidabo y alcanza 288 metros

DSC00669 copia

La estatua de Colón culminando la puesta de sol en pleno puerto. Es uno de los monumentos más conocidos de la ciudad. Se construyó en 1886 con motivo de la Exposición Universal de Barcelona de 1888. Con 60 metros de altura total, el monumento consta de una enorme base, una columna de hierro y la escultura de homenaje al descubridor Cristóbal Colón. Un ascensor comunica la base del monumento con el mirador, situado bajo los pies de la escultura, a la que vale la pena ascender para disfrutar de impresionantes vistas de la ciudad

DSC00650

Debido a su gran parecido con la silueta de un barco de vela, al W Barcelona se le llama familiarmente Hotel Vela. Situado junto a la Playa de San Sebastian, en la Barceloneta, su silueta es visible desde diferentes puntos del litoral y desde algunos miradores de la ciudad. Se ha convertido en un referente del skyline de la ciudad

DSC00641

Arriba, al fondo a la derecha, el Palau del Mar y el Museo Histórico de Catalunya

DSC00633

La Torre de Sant Sebastià en la Barceloneta, vista desde el Port Vell. Esta torre forma parte del Teleférico del Puerto, que une la zona de Miramar con la de la montaña de Montjuïc. El recorrido de poco más de 1.300 metros es muy interesante y entretenido, ya que estás sobrevolando el puerto de Barcelona, claro. Este teleférico (transbordador aéreo para los más puntillistas) se inauguró en 1931. En un inicio también se planteó para comunicar la playa de  la Barceloneta con el Casino de Miramar en Montjuïc, además de con la Exposición Universal que tuvo lugar en 1929.

DSC00631

Maremagnum, la Marina de Barcelona, es la zona perfecta de ocio junto al puerto de Barcelona. Shopping, restaurantes y actividades los 365 días del año

DSC00627

El Port Vell es la parte más antigua del Puerto de Barcelona. Es donde nació el puerto de Barcelona, con más de dos mil años de tradición. Lo separa del mar una escollera, hasta hace poco uno de los lugares predilectos de ocio popular de la ciudad. Actualmente las instalaciones del Port Vell están destinadas a embarcaciones deportivas como el muelle del depósito y el muelle de la Barceloneta. También en la parte central se puede encontrar una zona dedicada al uso comercial y de ocio, conocido como el Maremagnum. Hay una parte del puerto también reservada a los cruceros.

_DSC5780

En la zona de Miramar, en la montaña de Montjuic, se encuentran también un hotel de lujo y varios restaurantes desde los que podemos admirar toda la zona portuaria

2 pensamientos en “· Barcelona mirando al mar

  1. Pingback: MACBA: Museo de Arte Contemporaneo de Barcelona | JACINTº

  2. Pingback: Barcelona, entre el Palacio de Montjuic y Plaza España | JACINTº

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: